Open BIM

En el entorno Open BIM, los proyectos se resuelven de manera colaborativa y progresiva, ya que éstos se definen conforme los miembros del equipo van estableciendo propuestas y soluciones para todos los aspectos del proyecto: estructuras, instalaciones, urbanismo, mobiliario, entorno, etc.

Open BIM como herramienta de proyecto

Dualidad de ámbitos de trabajo

La dualidad existente entre los ámbitos de trabajo es una de las características más importantes del flujo de trabajo implementado en BIMserver.center. Los ficheros nativos de las aplicaciones utilizadas para desarrollar los proyectos permanecen en todo momento en el ámbito privado, y no se comparten en la nube. Son los ficheros IFC generados por cada aplicación, con los resultados finales y las soluciones adoptadas, los que se comparten en BIMserver.center para posibilitar el desarrollo colaborativo del proyecto.

Formatos abiertos

La característica principal de la tecnología Open BIM es que se basa en el empleo de formatos de intercambio estándar IFC.

Mediante el uso de este formato, al ser estándar y público y no estar vinculado a ningún desarrollador en concreto, se garantiza la perdurabilidad del trabajo realizado, ya que no depende de las aplicaciones con las cuales se ha trabajado. Incluso los ficheros de datos propios de dichas aplicaciones, desde el punto de vista de la perdurabilidad del proyecto, quedan relegados a un papel auxiliar, ya que es el fichero IFC generado el que consta como aportación final al proyecto (por ejemplo, un cálculo estructural realizado con una aplicación concreta, puede verificarse fácilmente con otra a partir del fichero IFC generado).

Al mismo tiempo, hace posible la comunicación real y eficiente entre los usuarios, ya que actualmente estos formatos pueden ser leídos y generados por la mayoría de aplicaciones empleadas en el desarrollo de proyectos.

Descripciones especializadas

En el flujo de trabajo Open BIM propuesto, se establece que la descripción de los elementos que componen el proyecto, desde el punto de vista técnico, se realiza en cada una de las aplicaciones especializadas utilizadas.

En el flujo de trabajo planteado por las aplicaciones BIM clásicas, se pretende gestionar toda la información del proyecto desde una única aplicación y sobre un único fichero de datos. Esto es sencillamente imposible. Basta ver las distintas descripciones que puede tener un recinto o espacio desde el punto de vista estructural, acústico, térmico, de prevención de incendios, de la instalación eléctrica, etc. y, además, desde las distintas normativas aplicables en cada país. Si hablamos de equipamiento, dicha imposibilidad es, incluso, más evidente (consumo eléctrico, nivel de ruido, disposición de anclajes, conceptualización normativa, colores y texturas, manuales técnicos, medición y presupuesto, mantenimiento, etc.).

En el flujo de trabajo Open BIM propuesto, las descripciones son altamente especializadas, ya que se realizan desde las aplicaciones específicas que se están utilizando. Es decir, cada usuario gestiona únicamente la información de la que es responsable y que, además, necesita.

Actualizaciones unidireccionales

El concepto de sincronización entre modelos de diferentes aplicaciones se introduce en la especificación clásica del flujo de trabajo BIM. Básicamente, consiste en que cuando dos o más aplicaciones gestionan datos que afectan a los modelos de cada una de ellas, debe establecerse un protocolo de comunicación que permita el intercambio de datos bidireccional entre dichos modelos de forma automática, garantizando o, mas bien, forzando, a que los datos sean siempre los mismos. Este planteamiento presenta un par de problemas graves.

Por un lado, no se establece una jerarquía clara de los datos introducidos, lo cual supone para los usuarios el desconocimiento de qué información es válida o qué elementos son más importantes que otros.

Por otro lado, se impide tener modelos de cálculo desacoplados y simplificados, introduciendo niveles de complejidad ineficientes e, incluso, inasumibles para las distintas disciplinas.

En el flujo de trabajo Open BIM propuesto, se propone trabajar con actualizaciones continuas y unidireccionales, construyendo el modelo BIM de forma progresiva. De esta forma, cada dato o concepto está en un único sitio, el que le corresponde, y se mueve en una única dirección. Cada usuario aporta soluciones para su disciplina en concreto, pudiendo visualizar en todo momento las soluciones adoptadas por otros usuarios, pero sólo podrá editar, de forma desacoplada, aquella parte del proyecto que le haya sido asignada, y desde la aplicación específica destinada a tal fin.

De esta manera, se garantiza un claro reparto de responsabilidades, ya que cada usuario aporta al proyecto únicamente la información de la que es responsable. Al mismo tiempo, el modelo BIM está en actualización y desarrollo continuos, enriqueciéndose con toda la información aportada por cada uno de los usuarios.

Tecnología Open BIM

BIMserver.center

Formulario de contacto